Categorías
Publicaciones

Padres 4×4

Prepararse para un cambio, es importante.

Muchas veces nos sentimos  inseguros, dependientes, porque a raíz de nuestras vulnerabilidades, siempre viene alguien (padres sobre todo) a tirarnos un salvavidas antes que siquiera nos hayamos cansado nadando.

Y creo que cuando decidimos hacernos cargo de nuestra historia, es necesario cruzar ese desierto árido que implica sabernos capaces.

Y porque digo desierto?

Porque imagino que al adentrarnos, no van a venir tan rápido por nosotros, no andan ni GPS ni hay señal para el móvil.

Pero siendo madre y conociendo la debilidad esa de sentir que nuestros hijos siempre van a estar mejor con nuestra ayuda, es que  se que hasta tenemos guardada una 4 x 4 capaz de adentrarse en las mas áridas de las dunas, del Sahara.

Y somos cuál perros de caza. Olemos que el cachorro esta en riesgo y allí salimos rumbo al rescate.

Pero queridos padres escuchen bien !!!

Deberán aprender a abstenerse. El riesgo que buscan evitarles es el que les entregara la solidez y la templanza.

Dejen salvavidas, redes, 4 x4, gruas y todo lo que usen para ir por ellos guardados.

Solo triunfaran cuando crucen solitos el desierto. Y planten sus banderas con la fuerza de los conquistadores.

Sentirnos capaces es el resultado de haber resuelto problemas, haber vencido obstáculos, y hacerlo sin ninguna ayuda.

Padres : dejen de hacerles la tarea.. dejen de pedirles turnos al dentista, si tienen mas de 18 años..!

Qué preparen las mochilas para el cruce, tambien solos.

Muchas cosas se aprenden cuando solo estamos nosotros, el problema, y las decisiones erradas. No son castigos, son consecuencias.

Confianza es el resultado de este cruce.

Y luego, viene el verde. Habra montañas, pozos y temblores, pero lo cruzaran sabiendo que pueden resolverlo.

En todo caso, si sienten necesidad volverán a pedir ayuda. No es lo mismo.

Yo tengo un padre que mientras era yo pequeña se tomo el tiempo de acompañarme para lograr el sistema que yo misma necesitaba.

No era el suyo, ni uno estándar. El me espero para que yo descubriera el propio. Cada uno tiene sus tiempos.

Yo no fui tan sabia, muchas veces mi ansiedad y mis miedos salieron al rescate antes de que ni ellos mismos, mis hijos se dieran cuenta que había algún peligro.

Tenerles la comida mas rica, las sabanas limpias, el cuarto calentito, la ropa planchada y con olor a sol vale antes de los 10 o 12. Nos hace sentirnos muy felices, pero sepan que es un mensaje de impotencia y de invalidación.

Necesitamos que sepan comprar, preguntar en un negocio, dar un vuelto, ordenar sus cuartos y sus emociones.

Necesitamos acompañarlos para que puedan irse. Eso oyeron, buenos padres educan hijos que parten.

Si como pasa en Argentina, vivir solo es casi una proeza, podemos seguir dándoles un sitio seguro, acompañarlos mientras estudian, o se capacitan, y proveerles un techo y su comida. Pero tienen que trabajar para pagar sus gastos.

Tienen que aprender a cocinar, y a ser responsables de sus pertenencias. Tienen que llegar cansados a la cama, y dejar de vivir a través de sus pantallas.

Todo esto se que es costoso, cuando somos padres que descienden de abuelas que vinieron en los barcos, italianas, gallegas o judías, todas cortadas por la misma tijera.

Sufrimos si no comen, si no duermen, si no nos responden el mensaje, sufrimos en vez de disfrutarlos.

Cada vez hay mas hombres y mujeres gastando el dinero si algo ganan en vacaciones, depilación, electrodos, manicuras, gimnasios y sin una sola propuesta madura. Tal vez algún que otro Delivery paguen… sin darse cuenta que por 1/3 de ese gasto viajaban toda la semana.

Ellos no son culpables, nosotros los padres alimentamos fantasías.

Cada vez que veo a uno de mis hijos salir del otro lado del gran desierto, respiro aliviada, y me felicito por haberme quedado en el borde.

Si tenes hijos pequeños, ojo no les des demasiado. El ultimo teléfono, el Ipad, la laptop, la guitarra, el auto o las vacaciones pagas con sus amigos..

Si queres ser padre de adultos sanos, capaces, responsables dales casa y comida, estudio y muchos abrazos.

El resto arruina su autoestima.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.